miércoles, 27 de abril de 2011

Interiores en un barco metalico

Cuando hemos terminado casco y cubierta es el momento de plantear los interiores, ver donde anclamos mamparos y pisos, para ello utilizaremos perfiles en “T” o en “L” para pisos y platinas para los mamparos, siempre que no nos coincidan con cuadernas, antes de soldarlas las taladraremos convenientemente, es mas cómodo hacerlos antes de colocarlas. Empezamos por colocar la carpintería transversal, luego la longitudinal y antes de cerrar más, pasamos cables y mangueras, luego colocamos pisos, aquí un paréntesis: para tener buenos accesos es mejor colocar primero los mamparos transversales y longitudinales y luego el piso, así será todo el accesible, es mas complicado pero a la larga lo agradeceremos, ahora bien, si el barco es mayor de 16 metros es mas sencillo colocar el piso sobre los perfiles que previamente habremos colocado a nivel y sobre el piso montar los muebles, luego creamos accesos a las sentinas, en un barco de este porte es mas que probable que podamos acceder por debajo del piso al mantenimiento de sentinas.
Dejamos para el final los techos, una forma sencilla de hacerlos es con chapa de 5 mm, siempre calidad WP, masillada ligeramente y lacada a rodillo, se limpia muy bien y siempre tiene el aspecto de nuevo.


En estas fotografías un 20 metros que construí en Bulgaria, se puede apreciar el espacio que queda por debajo de la estructura del piso.


Pre-interiores de la sala, esta estructura nos permitirá tener un suelo solidó y sin crujidos. A la izquierda de la fotografía se aprecian los tubos de pvc  por los que trascurrirán cables y mangueras, un sistema cómodo y barato.


Si los motores están debajo, como es el caso, tendremos en cuenta la posible extracción de los mismos, atornillaremos parte de la estructura para su fácil desmontaje.


A izquierda y derecha y en la parte alta de la fotografía se pueden ver las platinas que soldé en el lugar donde iría el mamparo para fijar el mismo, ojo con cortar piezas mas grandes que las que puedan entrar por el tambucho. Siempre haremos plantillas, es mas rápido y no desperdiciaremos tablero, para ello cortamos tiras de 4 centímetros de anchas de tablero de 5 milímetros de espesor y vamos conformando el perímetro de la pieza grapadora en mano, una vez lo tenemos lo colocamos sobre el tablero lo dibujamos y a cortar, la pieza encajara a la perfección.


El que escribe, hace algunos años, todo el mobiliario va haciéndose solidó sin que por ello haya que preocuparse de que cada pieza lo sea de por si. Las instalaciones de electricidad y fontanería se deben de hacer al mismo tiempo, si no lo hacemos así luego tendremos que rehacer carpintería para abrir huecos para cables y mangueras.


Prever anclajes también en el suelo, siempre que montemos una pieza hay que pensar en que posiblemente un día habrá que desmontarla ¡muchos tornillos y poca cola! Recomiendo la cola blanca de carpintero para aquellas piezas que no tengan que quedar sólidas, por ejemplo, molduras, si las hemos de quitar bastaran unos golpes y casi seguro que las quitamos enteras.


Para los que no somos carpinteros las curvas nos van a dar mucho trabajo, un truco es hacer estos marcos en recto, aunque la escotilla esta en curva, pasa desapercibido a la vista y nos ahorrara mucho trabajo. En la foto el Joubert-Nivelt 56 que construí en Bulgaria.


Hay mobiliario que se puede hacer fuera del barco, ademas de desahogar el espacio abordo, nos obligamos a que luego se puedan sacar de una pieza. Para puertas, cajones etc es conveniente hacerlas con el recorte para que el dibujo coincida, tambien es recomendable buscar vetas parecidas al unir varias piezas.


Este es el Simbad en el año 91, utilice tablero marino chapado en Iroko y macizo de la misma madera. En el interior es muy difícil trabajar con nivel, para ello tendríamos que tener el barco nivelado,  yo lo hice a sentimiento guiándome para las verticales con el puntal y para las horizontales con el tambucho.


Una excelente colección, este numero en concreto para carpintería, no hace falta saber francés, esta lleno de dibujos con medidas, es importante dar la inclinación adecuada a un respaldo para que sea cómodo,  la altura de un banco etc…

sábado, 2 de abril de 2011

Metacrilato, madera y acero, malos compañeros de viaje

Poner metacrilatos resulta barato si lo comparamos con los precios que tienen los portillos de cualquier marca por barata que esta sea,  pero con el tiempo nos resultara caro, no hay adhesivo capaz de pegarlos de por vida, la dilatación del metacrilato y las flexiones y torsiones de la embarcación lo hacen imposible, incluso escotillas de primeras marcas terminan por despegar el metacrilato de su marco de aluminio.
Esto en un barco de fibra pasa por tener unas goteras sin más problema que lo que pudiera mojarse, en uno de acero hay que llevar más cuidado, al menos observaremos lo siguiente:
1 - En ningún caso solapar el metacrilato con la chapa, haremos un caja la cual recibirá el metacrilato quedando como mínimo a ras de la chapa, si el metacrilato esta en el casco incluso dos o tres centímetros hacia dentro.
2 – No atornillaremos el metacrilato, no tiene ningún sentido hacer 40 o 50 agujeros a la chapa, son una fuente de goteras y no garantiza en absoluto que quede estanco, lo pegaremos buscando la manera de ejercer presión hasta su secado, con puntales, cabos, tacos etc… dependerá de la situación y de los puntos fijos que tengamos cerca, a veces es complicado pero siempre hay alguna manera.
3 - Evitar las curvas y grandes superficies.
4 – Los adhesivos tipo Sika son caros, además hay que emplear dos imprimaciones (que aun son más caras) una para el cristal y otra para la chapa, procedimientos delicados en cuanto a temperatura, humedad etc y terminara despegándose, yo hace tiempo que uso silicona negra de uso “terrestre”  el resultado es el mismo pero gasto mucho menos.

Casi siempre terminaremos recurriendo a los metacrilatos pues las medidas que necesitemos no siempre las encontraremos y encargarlas a medida resultara muy caro.


En la fotografía se pueden observar los portillos que están situados en el casco, quedan protegidos de golpes y se hacen mas difícil las goteras, en cubierta no es necesario, aun así los metacrilatos están enrasados con la chapa y rematados con un marco situado a mitad sobre el acero y el metacrilato, también pegado, el marco de madera si que se despega con mas facilidad pero es solo decorativo y no afecta a la estanqueidad de la ventana, una manera barata de ventilar el interior es colocar un portillo en el centro del metacrilato, nada de agujeros, silicona, son pequeños y aguantan muy bien, importante la presión a ejercer, en este caso es fácil, se abren y se colocan un par de prisioneros, tomando la precaución de salvar el cristal con tacos de madera.  

Pieza en inox con la medida exterior del metacrilato al que sustituye e interior del portillo que va a recibir.


La popa esta en curva de babor a estribor pero la caja del metacrilato esta en recto.

Por dentro necesita algun ajuste.


Antes y ahora


Con la madera y el acero pasa lo mismo, no casan muy bien, la cubierta en la zona del faldón la hice en tablero marino con listones de teka encima del mismo, a lo largo de los años la he rehecho dos veces y a la tercera va la vencida, acero inox y soldado, se terminaron las filtraciones y el trabajo de mantenimiento, el tablero termina por podrirse y deslaminarse, aun siendo de la mejor calidad, tipo WP.