viernes, 23 de marzo de 2018

Un Sainte Marthe llamado Prometeo, novena parte

Por Manu Iglesias

Vivimos los últimos coletazos de un invierno duro colmado de temporales, fríos siberianos y gripes. Las borrascas se suceden como cuentas de un rosario enganchadas unas a otras componiendo lo que algunos han dado en llamar el tren canadiense. Como oleadas también vienen las gripes que afectan al cuerpo y a la moral. Pero poco a poco los días se hacen más largos, La Luz excita la producción de endorfinas y parece que los días se vuelven más productivos, vistosos y motivadores. 
 Quizás los réditos reputacionales del jefe también ayudan. Los colaboradores externos intuyen el poder del boca a boca, del poder de ser un “influencer“ - como dicen los modernos-. 
 Los avances son más vistosos, porque estamos en la fase de los remates empezando a notar el efecto puzzle. Cada vez hay menos huecos y menos piezas. Quizás por ello la velocidad de ejecución parece aumentar. Las piezas van llegando. Incluso a veces nos reímos porque llegan todas juntas y ya no hay donde meter las cosas. Los espacios hacen de almacén, pero también hay que actuar sobre ellos, pintando, retocando... los trabajos deben coordinarse. No se puede lijar o cortar mientras se pinta. Si se ocupa un espacio colmado con piezas, es difícil encontrar las cosas. 
 Mientras tanto se van rumiando las soluciones. Cuando se atascan los problemas se dejan a un lado y al cabo del tiempo emergen claras y rutilantes las soluciones. 
 Es muy ilusionante ver las baterías en su sitio, la instalación eléctrica lista, la fontanería, la calefacción, la electrónica en su sitio ... La cubeta de la nevera, que tiene que ser práctica y poder entrar y salir por la puerta. La solución de un grifo de fregadero que quedará proporcionado y práctico... pequeñas cosas, pero exigen darle muchas vueltas y contar con la aportación de soluciones por parte de profesionales con muchos años de oficio. 
 En camino están las nuevas colchonetas, las nuevas fundas y toldos, la solución para las mosquiteras y telas opacas para los portillos de la camareta. Ayer mismo celebrábamos la música. Podría parecer una tontería, pero bromeamos con lo que supondría para el jefe no tener música abordo. Ahora empezamos a acércanos al mínimo confort que se espera de un barco de crucero.
 Los amigos que visitan el barco ya lo ven.
 - ya lo tienes jefe. 
 Es admirable esa obra ingente para una persona sola, con la puntual ayuda de algún colaborador. hubiéramos que fuera más, esa ayuda externa, pero resulta muy difícil coordinar sobre la marcha y la obra no puede parar.... el espectáculo no puede parar ( encaja mejor en el jefe, músico, marinero, constructor de barcos ) Es un honor poder disfrutar de una de las últimas obras del jefe. 
Le deseamos mucha vida, pero esperamos que sea para disfrutar con paz y sin sobresaltos de placenteras navegaciones, de fondeos tibios y amigables, de las risas y la compañía de su familia. 
 El otro día bromeaba con un amigo que le había pedido a un compañero asesoría para cambiar de coche. - me ha comprado el coche que en realidad le gustan a el - decía- El jefe está acabando el barco que le gusta a él y me lo coloca a mi. Solo espero ser un digno usuario del fruto del esfuerzo del jefe.



Por Enrique Pertegás

Estas ultimas semanas las he dedicado principalmente a electricidad y electrónica, sin dejar la carpintería y el resto de instalaciones, así el tubo del gas esta pasado, las bombas de achique y de presión conectadas, la calefacción pasada hasta proa etc ...


Lo primero es eliminar la maraña de cables que había y empezar de cero. 


El taller móvil


Al tiempo se ha terminado la cama de babor, bautizada como "La polvera" el cándido de Manu no sabia a que me refería ...




También se va terminando el camarote de proa, y como se ve se van dando manos de blanco y masillando las mil imperfecciones y agujerillos que habían



 Los techos se han respetado casi en su totalidad pero donde estaba el baño y un angosto pasillo se han tenido que rehacer.


El grupo de agua ya esta en su sitio.


 He montado los dos grupos de baterías de AGM, 540 y 360 amperios, cableado nuevo y reguladores Victron para las placas solares.


La nevera esta totalmente terminada y enfriando


 También se ha usado cemento, para rejuntar los gresites.



 He encontrado unos leds que hacen una luz muy similar a la bombilla de filamento, me ha gustado tanto que a pesar de hacer poco tiempo que cambie la iluminación del Simbad a leds la estoy volviendo a cambiar.


El sofá de estribor ya esta terminado con su mueble de unión con la mesa de cartas que hace las veces de asiento, respaldo y apoya brazos si estas sentado




martes, 13 de febrero de 2018

Un Sainte Marthe llamado Prometeo, octava parte

Por Manu Iglesias

Crucemos los dedos para que no surjan más imprevistos, pero estamos llegando al final. Han aparecido muchas cosas deficientemente ejecutadas por un constructor amateur y muchas que ya habíamos decidido cambiar como el cuadro eléctrico que no quiso salir de su ubicación sin gastarle una broma a Enrique, al que tuvo todo un día volviéndose loco para probar la nueva nevera.

Compramos un casco, podríamos decir. Bueno aprovechamos la jarcia, el motor, las velas, los winches, escotillas, pero poco más. Casi todo el resto se ha cambiado o repasado y después de superar todos los contratiempos - incluso las gripes y las demoras que generaron desaliento- los resultados saltan a la vista rutilantes. Sin abandonar nuestra filosofía de limpieza, sencillez y calidad, se van resolviendo las cosas. 

 La tarea ha consistido sobre todo en resolver un complicado puzzle, robando centímetros aquí y allá, para conseguir comodidad en todos los espacios, un único nivel en el suelo y el suficiente espacio para que no se padezca empacho. Este es un problema recurrente en las salas de máquinas de los barcos mercantes y pesqueros: el empacho. La configuración del Sainte Marthe se divide en dos Grandes espacios, a proa y a popa del mamparo de entrada a la camareta. Débajo de la bañera y en los cofres todo es estiba, a proa es habitabilidad. La ventaja es que debajo del salón elevado metemos tanques, baterías y motor. Eso es lo que permite que solo tenga que renunciar a un cuarto de baño en relación al otro Prometeo - un 43 pies clásico con bañera central, pero incluso con 4 pies menos, es posible tener mucha más bañera y capacidad de estiba. 

 Decían los padres de la Bauhaus; “ less is moore ”. ( menos es más) y en el Prometeo II este dilema, aparentemente contradictorio, se resuelve perfectamente. Tanto en la estética como en la funcionalidad: se consigue más con menos. El diseño está pensado para vivirlo y la funcionalidad es la justa y necesaria para una pareja - si acaso con algunos invitados puntualmente para que tengan su propia litera doble. En los fondeos se puede hacer una fiesta en la bañera y debajo de esta se puede estibar - hasta lo superfluo- tomando las palabras del tal Luc, el armador que expuso sus ideas a Joubert para que le dibujara el primer Sainte Marthe. 

Escribo estas notas esperando para embarcar en el vuelo a Valencia. Enrique me ha reservado algunas sorpresas, pero ya he visto el trabajo Artesano del gresite que en el baño otorgará sensación de espacio, comodidad y limpieza. En el mesado de la cocina podrá alojar cualquier cosa caliente y resulta muy atractivo. Faltan los detalles más visuales: colchonetas, iluminación, puertas, -..pero eso lo dejamos para el final. Casi para cuando toque aprovisionarse para materializar un proyecto vital acariciado durante años, para iniciar otro diferente con energía renovada y los ojos abiertos, inocentes e ilusionados de un niño que descubre el mundo saltando y gritando de alegría.

Por Enrique Pertegás

La mesa de cartas ya esta planteada, lo que se ve en la foto esta dejado caer, pero el trabajo de pensarla y ajustarla ya esta terminado. La pintura y masillado de la sala esta a falta de las dos ultimas manos que se darán cuando se terminen los trabajos de carpintería.


El vestidor también esta terminado y la cama de babor también tiene su parte alta finalizada.


La cocina ha dejado de ser una maqueta, la nevera esta instalada y funcionando, me falta pasar el tubo del gas, el grifo rejuntar el gresite y poner algún punto de luz.



He pasado de rascar milímetros haciendo unas cuantas maquetas a conseguir una cocina en "U" en toda regla.




El gresite del baño me ha llevado mucho tiempo, sobre todo por la casi imposibilidad de cortar las piezas de apenas de dos centímetros, mas a mas la pila redonda, que de haber sabido que terminaríamos poniendo gresite la hubiera comprado cuadrada, falta aun rejuntar, pero felizmente se termino, como dice Manu, será fácil de limpiar y secar la ducha y evitamos el enjaretado que siempre es un pozo de pelos y porquería varia.




Este era el baño después del derribo


.La cama de babor, aunque ahora mismo ya esta mas adelantada, las fotos tienen algún tiempo.


martes, 5 de diciembre de 2017

Un Sainte Marthe llamado Prometeo, séptima parte


Por Manu Iglesias

 El tal Luc ( el que encargó la primera unidad ), le expuso a Joubert que quería capturar La Luz del Mediterraneo. Me atrevo a apostar que lo hemos superado. Le hemos dado muchas vueltas. Repasamos cada moldura y teníamos miedo a pasarnos. Al final decidimos dejar los marcos de las ventanas y si nos pasábamos, pondríamos molduras nuevas en madera. Creo que estamos de acuerdo en que a falta de las nuevas colchonetas y el nuevo suelo, hemos dado en el clavo. El resultado es espectacular. Las tablas se repasaron una a una y ya lacadas en blanco recuerdan el estilo clásico inglés. En algunos sitios todavía está la primera mano y faltan muchos remates, pero el aspecto final del barco ya está definido. Habrá sorpresas para el baño y estamos muy ilusionados con la solución que se ha adoptado, pero eso será materia para otro capítulo. Mientras tanto todos estamos disfrutando visualizando un resultado que se nos antoja rutilante, práctico y hermoso.



Por Enrique Pertegás:

Pues si, ya estamos en todos los frentes, se ha optado por dar un par de manos de pintura, solo en techos y laterales, en el resto una sola, para ver el efecto y quitarse de encima lo mas engorroso, el masillado de desperfectos y agujeros y el lijado, ahora queda dar otras tres manos y cubrir muchos detalles que antes no se veían y que con el blanco aparecen ahora.


Toda la fontanería será nueva, mangueras incluidas ya que la mayoría de las que habían eran del tipo “jardín” sin anillar y muchas estaban plegadas, ya hay bocas de llenado exteriores y respiros para los tanques, además de una ducha de bañera exterior, así mismo ya esta preparado para su colocación, cuando este hecho el sofá de estribor, el cuadro con la bomba de presión con sus llaves, aunque parezca mentira antes no había llaves.


La electricidad ya esta toda controlada y retirado todo lo que sobra, solo falta que nos llegue el nuevo cuadro para colocarlo en su nuevo emplazamiento, basta ver el antes y el después de la maraña de cables, ya se ve mas “clarito” espero dejarlo lo mas ordenado posible.





Cables retirados hoy mismo y maqueta de la cocina, hemos conseguido un suelo pisable sin escalones y nos cabe en forma “U” la que mas nos gusta.


El puente de antenas ya esta saneado y hoy mismo he empezado a conectar las placas, a la derecha se puede ver el vestidor ya planteado del todo, quedaran unos armarios con mucha capacidad.


Material que se trae mi amigo Antonio, de Technosun, de China y con el que vamos a ordenar el cableado perfectamente.


Ya están abordo las baterías de AGM, 180 amperios y 63 kilos cada una, ya veremos para ponerlas en su sitio.